bloG

06sep2008 0

Google presenta su propia apuesta en el segmento de los navegadores

La compañía del célebre buscador homónimo sorprendió a todo el mundo este pasado martes con el anuncio que de un día para otro presentaría un nuevo navegador web llamado Chrome y optimizado para la nueva generación de sitios web y aplicaciones en línea. Desde entonces, la atención de gran parte de la Red de redes se ha centrado en este nuevo browser.

Una vista general de Google Chrome exhibiendo las miniaturas de les pestañas que tenemos abiertas

En el apartado técnico, Chrome es un programa libre basado en WebKit, el motor de renderización que Apple utiliza con Safari. De hecho, Google no esconde que Chrome debe mucho a la compañía de la manzana mordida.

La interfaz de usuario del programa es extremadamente simple; de hecho, y en contra de todas las tendencias imperantes, no incluye ningún cuadro de texto enlazado a una herramienta de búsqueda en línea. La barra de direcciones desempeña esta función. Así, si queremos cargar un sitio web o buscar las referencias a una palabra, todo ello lo realizaremos indistintamente desde la barra de direcciones, lo que supone una simplificación de funciones de cara al público neófito.

El comic de Google ChromeLas funcionalidades que proporciona son las mismas o más que cualquier otro navegador web. Para empezar, tenemos que las páginas abiertas se pueden distribuir en pestañas que se encuentran dentro de una misma ventana. En vez de formar un solo proceso en memoria, cada pestaña dispone de sus propios recursos, por lo que un cuelgue en una de las pestañas por cualquier malfuncionamiento no tiene porqué afectar al resto de pestañas abiertas.

Las pestañas son altamente extensibles, ya que si queremos separar una de su ventana «madre» tan solo la tendremos que arrastrar hacia afuera y se creará automáticamente una nueva ventana. Realizando la operación inversa podremos integrar una ventana independiente dentro de una otra como pestaña. Nuevamente, y como vemos, la simplicidad es algo fundamental en este programa.

Como en cualquier navegador de nueva generación, uno de los aspectos que más se han cuidado es la seguridad. Un filtro anti-phishing nos protege ahorrándonos muchos problemas con páginas que suplantan la identidad de servicios en línea. Cuando llegamos a una de esas páginas, siempre y cuando Chrome la tenga en sus listas, se nos presentará una vistosa página de color rojo que nos advertirá de esta circunstancia y nos permitirá escoger entre continuar hacia nuestra destinación o bien volver a la página anterior.

La misma funcionalidad de pestañas aisladas puede suponer una inesperada ayuda en la seguridad, ya que podría significar un recorte a la posibilidad de ataques de cross-site scripting.

Para preservar la privacidad del usuario, Chrome dispone del modo Incognito, con el cual las direcciones de los sitios web que visitemos no pasan a formar parte del historial, las cookies no se guardan en el ordenador y no mantiene referencias de los ficheros que descarga, a pesar de que se advierte que estos ficheros sí se mantienen en los lugares donde hayan sido guardados. Éste modo se puede iniciar creando una nueva pestaña de navegación.

Precisamente, las descargas no abren una ventana independiente o disponen de un gestor como tal, por separado, sino que pueden verse en la parte inferior de la ventana.

El objetivo principal de Chrome es la ejecución de las aplicaciones en línea de la misma Google, como por ejemplo Google Docs, Gmail o Google Calendar. Para ello, para exprimirle todo el jugo a la plataforma AJAX, incorpora un nuevo motor de JavaScript llamado V8. La denominación, como los potentes motores de coche de origen norteamericano, no es casual: V8 es en buena parte el responsable de la gran velocidad y el alto rendimiento que proporciona el navegador.

En resumen, un muy buen navegador, rápido, estable, seguro, y que tan solo se encuentra en fase beta, así que la versión definitiva podría ser incluso mucho mejor. Por el momento puede ser descargado para Windows, pero ya existen instrucciones para compilarlo en Linux, y a buen seguro que las versiones oficiales para el sistema del pingüino y para Mac OS X no tardaran en ver la luz.

Categoría: SmallSquid


Dejar un comentario

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>